Cepillo de dientes manual o eléctrico ¿Cuál escoger?

31/05/2015
Cepillo de dientes manual o eléctrico ¿Cuál escoger?

A la hora de elegir un cepillo de dientes existen tantos modelos y diseños a nuestro alcance que tal vez no sepamos cual escoger. Podemos encontrar en el mercado distintos diseños y tamaños de cabezal y hasta podemos decidir el grosor de las cerdas del cepillo. Pero la duda principal que nos asalta a la hora de decidir qué cepillo utilizaremos los próximos meses es si finalmente comprar uno eléctrico o por el contrario, un cepillo manual.

Siempre nos vienen a la cabeza las mismas cuestiones ¿Conseguiré mejores resultados con un cepillo eléctrico o será suficiente con uno manual? ¿Con cuál eliminaré más placa? ¿Con cuál de ellos cuidaré mejor mis encías?
Los mejores resultados de higiene bucodental se pueden conseguir con los dos tipos de cepillo, porque lo más importante es que el cepillado sea correcto. Y eso depende totalmente de nosotros y de si completamos dicho cepillado, con otros elementos, como por ejemplo, el hilo dental.
Sin embargo, hay determinados casos en que la elección de un cepillo eléctrico si puede ser la mejor opción. Para aquellas personas que no tienen una técnica muy depurada a la hora de cepillarse los dientes, el cepillo eléctrico puede ayudarles eliminar placa dental de forma más eficaz, gracias a la rotación automática de su cabezal. Pero aunque el cepillo eléctrico facilite el trabajo no hay que olvidar que una limpieza inferior a 2 minutos no eliminará las bacterias de la boca.
En el caso de los niños el uso de cepillo eléctrico puede ayudar a inculcarles el hábito de lavarse los dientes después de cada comida porque pueden convertir el acto en uno más de sus juegos. Además no tendrán que hacer tanto esfuerzo, se cansarán menos y se cepillarán más rápido y mejor.

En el lado opuesto, las personas mayores con artritis encontrarán en este tipo de cepillos un fiel aliado para su higiene bucal diaria. Los grandes mangos de los cepillos eléctricos les proporcionan mayor sujeción y el hecho de el cepillo haga casi todo el trabajo, hará que no les cueste cepillarse los dientes correctamente.
Ya se escoja un cepillo eléctrico o un cepillo manual, lo que importa es que la técnica de cepillado sea la adecuada. A continuación os mostramos los puntos fundamentales para conseguir un buen cepillado.
Hay que cepillar los dientes 3 veces al día, tras las comidas. Y no hay que olvidarse de cepillar también la lengua para eliminar la mayor cantidad de bacterias posible.
Se recomienda sustituir el cepillo manual cada tres meses. Del mismo modo, también se debería cambiar el cabezal del cepillo eléctrico con la misma periodicidad.

Es necesario elegir un cepillo de dientes de cerdas suaves antes que un cepillo duro o medio que pueda dañar la encía.

Siempre es buena idea completar el cepillado con el uso de hilo dental para eliminar la placa y los restos de comida que se encuentran entre las piezas dentales y a los que las cerdas del cepillo no tienen acceso.
(Imagen de NotiDental Noticias OdontologicasCaso CC BY-SA 2.0)