Consejos para unos dientes más blancos

11/01/2016
Consejos para unos dientes más blancos

Lucir una sonrisa blanca y brillante es mejor que llevar cualquier joya. Pero a veces conseguir una sonrisa sin manchas no es sencillo. Los dientes pueden oscurecerse por diversas razones. Algunas de ellas son el envejecimiento dental, decoloraciones por el consumo de fármacos, la fluorósis o dentinogénesis imperfecta, entre otras causas.

Los tratamientos odontológicos son una apuesta segura a la hora de mejorar el color de las piezas dentales. Existe un amplio abanico de técnicas como blanqueamientos con luz led, carillas de composite o de porcelana, lumineers .

Pero también hay numerosos consejos para mantener el blanco de nuestros dientes y sonreír sin miedo. Estos son algunos de los más fáciles de seguir:

Evitar el consumo de bebidas con colorantes tales como refrescos de cola, el café, el vino tinto y el té porque dañan el color de las piezas dentales y las oscurecen. Si de todos modos se consumen, es muy importante cepillarse a continuación los dientes o en su defecto, masticar chicles sin azúcar con xilitol. Tampoco es aconsejable consumir bebidas ácidas ya que dañan el esmalte dental.

Si se puede evitar comer entre horas, mejor que mejor.

Para mantener una dentadura blanca es fundamental dejar de fumar ya que el tabaco oscurece los dientes de forma notable.

Una excelente higiene bucodental es uno de los pilares fundamentales para tener una sonrisa de cine. Por ello es importante cepillar los dientes después de comer, durante al menos tres minutos. Si además completamos el cepillado con el uso del hilo dental y del colutorio, los resultados serán óptimos.
Hay que procurar que el colutorio no contenga alcohol porque secará la mucosa bucal y el esmalte de las piezas dentales, haciéndolas más sensibles ante las manchas o la caries.

Ante la duda del tipo de cepillo a escoger, mejor optar por uno de dureza media o suave para no dañar las encías. No hay que olvidarse de reemplazarlo por uno nuevo cada dos o tres meses.

Por supuesto es fundamental visitar anualmente al dentista para descartar caries, otras complicaciones bucodentales y ver si es necesario realizar una higiene dental a fondo.

En casa se pueden emplear productos de mantenimiento del color, tanto para que no se oscurezca más, como para mantener el blanco post blanqueamiento, pero como se ha demostrado, no existen productos no profesionales que consigan un blanqueamiento real del color de los dientes. En caso de que se quieran blanquear, aunque sean pocos tonos, será necesario acudir a un profesional