¿Cuándo tengo que llevar a mi hijo al dentista?

15/04/2015
¿Cuándo tengo que llevar a mi hijo al dentista?

Para cualquier padre la salud de sus hijos es lo principal. Durante sus primeros años, estaremos liados con revisiones médicas y vacunas, lo que puede llevar a olvidarnos muchas veces de algo muy importante: visitar al dentista para conseguir una buena higiene bucodental infantil.

Entonces, ¿cuándo tenemos que realizar la primera revisión? Los expertos en odontología recomiendan que la primera visita al dentista se realice una vez el bebé haya cumplido el primer año. El objetivo es revisar que la boca esté preparada para la llegada de los primeros dientes y muelas. Además, el odontólogo tiene que comprobar si el chupete o el biberón han generado algún tipo de malformación en la boca.

Una vez aparece el primer diente de leche y hasta que el niño cumpla los 6 años, se recomienda visitar al dentista cada 6 meses. De esta forma, el odontólogo podrá realizar un seguimiento de los dientes de leche para poder adelantarnos a cualquier problema que pueda suceder. A partir de los 6 años, es suficiente con una visita anual.


Buena alimentación para evitar las caries

Las caries en los dientes de leche no son habituales, pero pueden aparecer. Habitualmente las causas principales son: esmalte pobre por una predisposición genética, tomar productos con un alto contenido en azúcar y no cepillarse correctamente los dientes.

Por ello, para evitar las caries es importante proporcionar a nuestros hijos una dieta sana y equilibrada, evitando los alimentos azucarados fuera de las principales comidas, no añadiendo azúcar ni similares a la leche del biberón y comprobando que los alimentos infantiles preparados, en el caso de que los utilicemos, están libres de azúcares o edulcorantes añadidos.

Sin duda, es importante que concienciemos a los más pequeños de la casa de la importancia de un correcto cepillado y que conozcan aquellos alimentos que pueden llegar a producir caries en el caso de que abusemos de ellos. Asimismo, es importante que revisemos de forma regular los dientes de nuestros hijos. Los dientes saludables tienen un color blanco o uniforme, por lo que si encuentras manchas o puntos, te recomendamos que visites a un dentista.