Encías inflamadas.Causas y recomendaciones para prevenirlas

04/06/2015
Encías inflamadas.Causas y recomendaciones para prevenirlas

Cuando se habla de salud bucodental, normalmente solo se piensa en los dientes quedando en un segundo plano la salud de las encías. Pero no hay que olvidar que las encías desempeñan un papel fundamental en la salud oral, y por ello es necesario cuidarlas y revisarlas periódicamente igual que hacemos con los dientes.
Y es que entre el 5 y el 20% de la población sufre enfermedades periodontales.

Enfermedades periodontales y sus síntomas
Nuestra boca está repleta de bacterias, por ello si los dientes no se limpian con regularidad, la placa se acumulará en ellos, las encías enrojecerán y se inflamarán pudiendo incluso llegar a sangrar.
Las enfermedades periodontales son enfermedades silenciosas pues suelen pasar inadvertidas para la mayoría de los pacientes, pero si no se detectan a tiempo y se tratan pueden provocar  la pérdida de piezas dentales.

Algunos de los signos de enfermedades periodontales son los siguientes:
Encías retraídas que hacen que los dientes se vean más largos de lo normal
Encías sangrantes
Encías rojas o inflamadas
Dientes sensibles
Dolor al masticar
Mal aliento

Gingivitis
La gingivitis es la primera fase de la enfermedad periodontal, pero puede tratarse con facilidad gracias a una limpieza profesional que elimine la placa acumulada. No obstante, esta limpieza profesional deberá ir acompañada por una limpieza a fondo realizada en casa por el propio paciente.
La gingivitis tiene que ser tratada a tiempo para evitar la segunda fase de la enfermedad periodontal, conocida como periodontitis.

Periodontitis
Si la gingivitis no se trata adecuadamente, las encías pueden empezar a separarse de los dientes, lo que se conoce como retracción gingival, dejando al descubierto parte de la pieza dental.
Cuando la periodontitis no recibe tratamiento, las encías, los huesos y los tejidos que sostienen las piezas dentales se deterioran gravemente. Con el paso del tiempo, los dientes se pueden aflojar y llegar incluso a caerse.

Recomendaciones para prevenir estas enfermedades periodontales
Hay que cepillar los dientes y las encías correctamente. Las encías están hechas de un tejido delicado y cepillarlas de forma incorrecta o agresiva podría dañarlas. Los dientes se cepillan con movimientos circulares suaves, masajeando y limpiando los dientes y las encías.
Independientemente de si se opta por un cepillo de dientes eléctrico o manual, hay que elegir uno con cerdas de nailon suaves o de dureza media.
También se recomienda completar la limpieza bucodental con hilo dental y un colutorio recomendado por el dentista o higienista.
Y por último no hay que olvidar las revisiones periódicas. Hay que acudir al dentista periódicamente para realizar  un saneamiento integral de encías, en caso de que padecer los mencionados problemas periodontales, para prevenir y salvar los dientes
 
(Imagen de Rory MacLeod CC BY 2.0)