Evita el mal aliento cuidando tus encías

04/07/2015
Evita el mal aliento cuidando tus encías

La halitosis es un problema que nos incomoda a todos y que nos hace perder confianza y seguridad. Se estima que el 30% de la población adulta la padece o la ha padecido en algún momento de su vida. Aunque es difícil de prevenir, el 60% de los casos tiene su origen en las enfermedades de las encías, por lo que una buena higiene bucal puede ayudarnos a no desarrollar la halitosis.

¿Qué es exactamente? Según la Fundación Española de Periodoncia e Implantes Dentales (SEPA), el mal aliento se define como el conjunto de olores desagradables u ofensivos que emanan de la cavidad bucal. La halitosis aparece por la presencia de unos gases denominados compuestos sulfurados volátiles (CSV) que se producen por bacterias orales presentes en la placa subgingival.

¿Qué relación existe entre el mal aliento y las encías?
Como ya hemos indicado al inicio del post, la halitosis es un problema más frecuente de lo que pensamos y su aparición tiene importantes consecuencias, no sólo desde el punto de vista de la salud, sino también a nivel psicológico, ya que el mal aliento puede llegar a afectar a nuestra vida diaria, relaciones sociales, etc.
El 60% de los casos de halitosis tienen su origen en las enfermedades de las encías, como son la gingivitis y periodontitis. En ambas enfermedades existe una relación directa entre el grado de deterioro de la salud de las encías y el aumento de la concentración de CSV. Por lo tanto, una persona con unas encías sanas, tiene una menor probabilidad de sufrir este problema.

¿Cómo sé si padezco halitosis?
La halitosis patológica de origen oral (60% de los casos), se caracteriza por la emisión de gases con un olor desagradable que es perceptible por otras personas. El olor suele ser más intenso después de levantarnos, ya que las bacterias han tenido muchas horas para multiplicarse libremente por nuestra boca. En el mal aliento asociado a la gingivitis y periodontitis observamos la encía enrojecida que sangra fácilmente.

Creo que tengo halitosis, ¿qué hago?
El primer paso es acudir al dentista para que determine si el mal aliento está relacionado con una enfermedad de las encías. Si el diagnóstico es afirmativo, entonces este especialista procederá a realizar el tratamiento más adecuado para solucionar este problema.
Aunque se desconocen medidas específicas para prevenir la halitosis, en aquellos casos en los que el mal aliento problema esté asociado a enfermedades de las encías se recomienda mantener siempre una higiene oral adecuada que incluya una limpieza diaria de los dientes y, además, la limpieza lingual. Asimismo, es importante realizarse una limpieza regular profesional (se recomienda una cada 6 meses-1 año).

Si crees que padeces este problema, te invitamos a consultarlo con nuestro equipo médico.

(Imagen de Lee Royal CC BY-NC-ND 2.0)