Función y cuidados de la férula de descarga

14/11/2015
Función y cuidados de la férula de descarga

A las personas que padecen bruxismo se les recomienda el uso de una férula de descarga ya que con ella podrán proteger con facilidad sus dientes de la presión y el rechinar constante que ejercen sobre ellos sin darse cuenta.

La férula de descarga es un molde acrílico transparente que se coloca en la arcada superior y que evita que los dientes se desgasten. Además de ser un tratamiento ideal para personas que padezcan dolor muscular de mandíbula, también lo es para las que sufren bruxismo.
La férula mantiene a la mandíbula en posición de reposo. Así no se apretarán los dientes y las piezas dentales no sufrirán desgaste.

Pero la férula, a pesar de su resistencia, también necesita cuidados para mantenerla en buen estado. Siguiendo estos sencillos pasos disfrutarás de tu férula por mucho tiempo y tus dientes te lo agradecerán.

Las férulas de descarga tienen un diseño personalizado para adaptarse lo mejor posible a la boca de su dueño y por ello necesitan una revisión periódica, para que siempre tengan un diseño óptimo que cumpla con su función. Si no es así tendrá que ser ajustada y reparada.

No hay que confundir la férula de descarga con la férula de mantenimiento, que es la que se emplea durante el proceso de ortodoncia para evitar el movimiento de las piezas dentales, una vez se le han retirado al paciente los brackets.

Colocar y retirar la férula es un momento delicado y hay que proceder con cuidado para no dañarla. Para colocarla es necesario mojarla primero para no lastimar la encía y evitar también que la placa se rompa.

La forma más sencilla de retirar la férula es tirar a la vez de ambos lados con cuidado. A continuación la lavaremos con jabón y un cepillo especial para prótesis y la guardaremos en un lugar húmedo. Es importante no lavarla con pasta de dientes ya que algunas llevan componentes abrasivos que pueden dañar la superficie de la férula (más blanda que el esmalte) facilitando que se incruste placa en ella.

También se recomienda lavar semanalmente la férula con pastillas limpiadoras de prótesis dentales, para conseguir una desinfección óptima.

Si no lavamos la férula de forma correcta cada vez que nos la quitemos, terminará oliendo mal y por tanto también generará mal aliento en la persona que la lleve. Por ello, también es muy importante lavarla cada vez que se vaya a usar.