La fluorosis y las manchas blancas en los dientes de los niños

04/11/2015
La fluorosis y las manchas blancas en los dientes de los niños

A veces, algunos de los problemas de salud bucodental de los adultos tienen su raíz en la infancia, porque son resultado directo de una higiene oral insuficiente y unos malos hábitos no corregidos a tiempo.

Un ejemplo de estos problemas infantiles no corregidos a tiempo es la fluorosis dental. Esta alteración se genera durante el desarrollo de la cavidad oral de los niños, pero en algunas ocasiones, deja secuelas visibles en la edad adulta.

Por ello, es necesario cuidar la salud bucodental de los niños desde los primeros meses y consultar al dentista cómo conseguir que éstos tengan unos buenos hábitos de higiene bucodental que ayude a prevenir enfermedades dentales.

¿Qué es el fluoruro?

El fluoruro es un componente químico que se emplea para prevenir la caries dental. Sin embargo, su consumo excesivo durante el desarrollo de las piezas dentales puede generar fluorosis. La fluorosis produce la decoloración del esmalte del diente y facilita la aparición de manchas en la superficie de los mismos.

Sin embargo, es necesario subrayar que la fluorosis dental tan solo es una circunstancia estética y nunca una enfermedad, y en ocasiones, es tan sutil que solo un dentista puede localizarla.

En la gran mayoría de los casos, la fluorosis se origina porque los niños ingieren una cantidad de fluoruro excesiva y el único síntoma que se presenta es el de una intoxicación alimentaria. No obstante, en algunos niños se pueden producir alteraciones tanto en la estructura como en el color del esmalte dental, apareciendo manchas en la superficie de algunas piezas.

¿Cómo prevenir la fluorosis en los niños?

Durante la infancia es recomendable que los niños no empleen pastas dentales hechas de fluoruro. Es mejor que usen dentífricos infantiles específicos para ellos.

Evita los suplementos de sales minerales con flúor y controla que tus hijos no consuman excesivos alimentos ricos en flúor, como por ejemplo: salmón, sardinas, mariscos, gelatinas y naranjas.

¿La fluorosis dental tiene remedio?

Todos los tipos de fluorosis tienen arreglo pero el tratamiento a aplicar dependerá tanto de la profundidad como del tamaño y de la cantidad de manchas que aparecen en el esmalte de cada paciente. De este modo se pueden diferencia 5 clases de fluorosis dental.

  • Fluorosis ligera: El esmalte muestra pequeñas manchas blancas.
  • Fluorosis muy leve: El esmalte dental presenta áreas de color mate que ocupan hasta el 20% de la superficie de la pieza dental.
  • Fluorosis leve: Las manchas mate se extienden hasta el 50% de la superficie de los dientes.
  • Fluorosis moderada: Más del 50% de las piezas dentales tienen un color oscuro o mate.
  • Fluorosis grave: La mancha se extiende por todo el diente. Y en las situaciones más graves puede llegar a dañar la forma del diente y hasta su fortaleza, causando sensibilidad dental.

Si se aprecian rayas blancas o manchas oscuras en la dentadura de tu hijo, o por el contrario, se observa que algunos dientes están decolorados acude al dentista, porque él será el único que pueda asesorarte sobre el tratamiento más adecuado.