¿Practicas deporte? Mejora tu rendimiento deportivo cuidando tu boca

01/10/2015
¿Practicas deporte? Mejora tu rendimiento deportivo cuidando tu boca

Si no concebimos que un deportista pueda sufrir algún tipo de problema de salud, ¿por qué no nos resulta extraño que padezca alguna patología bucodental? Y es que un estudio realizado por investigadores británicos revela que la salud oral de los atletas de élite no es la adecuada. Por ello, si eres deportista y quieres mejorar tu rendimiento deportivo, empieza cuidando tu boca.

Según los datos de este estudio, las principales enfermedades bucodentales que sufren los deportistas de élite son: presencia de traumatismos, caries, erosión dental y, en menor media, periodontitis. 

Atención a las caries, enfermedad periodontal y bruxismo. Además del alto riesgo que tienen los deportistas de sufrir traumatismos en la boca, también existe una alta probabilidad de que padezcan patologías bucodentales.

Uno de los principales problemas son las caries, debido a la dieta que siguen, basada en hidratos de carbono, bebidas isotónicas y gaseosas, zumos, y batidos, que suelen ser azucarados. Asimismo, la tensión que normalmente les acompaña hace que el bruxismo (hábito de apretar o rechinar los dientes) sea un problema bastante frecuente entre los deportistas. Este problema provoca desgaste dentario que genera hipersensibilidad dental, fisuras y fracturas dentales. La sobrecarga funcional que asociamos al bruxismo produce contracturas musculares que suelen originar dolor de cabeza o cuello. 

Detrás del bruxismo y de las caries, se encuentra la enfermedad periodontal. Cuando hacemos deporte es habitual que la sangre se mueva hacia los tejidos periféricos. Si existe una mala higiene bucal y hay un mayor número de bacterias, durante la realización del deporte la encía puede sangrar en las zonas de contaminación e inflamación. Esta enfermedad, a corto plazo, puede afectar a nuestra carrera deportiva. Y es que la periodontitis se relaciona con contracturas musculares, fatiga muscular, etc. 

Factores que aumentan los problemas orales. Las principales causas que influyen en los deportistas a la hora de desarrollar enfermedades bucodentales son:

- Factores nutricionales. Los deportistas siguen una dieta basada en hidratos de carbono y bebidas isotónicas que aumentan el riesgo de padecer caries. 

- Alteración de los mecanismos inmunológicos y boca seca por la deshidratación y el entrenamiento intensivo.

- Los cambios psicológicos que provocan una disminución de la secreción salival y sequedad de la boca. 

- El aumento de la tensión y el estrés que elevan el riesgo de sufrir una contractura mandibular. 

- Escasos conocimientos sobre la salud bucodental.

Cuando hacemos deporte, nuestro organismo realiza un esfuerzo extra. Por ello, para incrementar nuestro rendimiento deportivo debemos cuidar nuestra cavidad oral como una parte más de nuestro organismo. 

Patologías como las caries, el bruxismo, o la enfermedad periodontal pueden disminuir la calidad del entrenamiento que llevamos a cabo o incluso dejarnos fuera de una competición. 

Las enfermedades bucodentales son fáciles de prevenir con buenos hábitos de higiene y revisiones periódicas para detectar y tratar a tiempo cualquier problema que se pueda desarrollar en nuestra boca. Si necesitas una revisión, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo médico.