Qué es la hiperestesia dentinal y cómo se trata

19/06/2016
Qué es la hiperestesia dentinal y cómo se trata

La hiperestesia dental también conocida como hipersensibilidad es una respuesta extrema ante estímulos térmicos que se presenta en forma de dolor corto pero muy agudo. El origen de este dolor se encuentra en la dentina, que por algún motivo ha quedado expuesta. La hiperestesia dentinal es un problema bastante común que llega a afectar a una de cada siete personas.

Entre los motivos más habituales de exposición de la dentina se encuentran la retracción de las encías con pérdida de tejido dentario, producida a su vez, por un proceso de abrasión o erosión, o la combinación de ambos.

Es importante señalar que la sensibilidad dental puede llegar a desaparecer de forma espontánea debido a la obliteración esclerótica de los túbulos. Al disminuir estos su tamaño también se ve disminuido el movimiento de su fluido.

Sin embargo, en otros casos esta desaparición espontánea de la sensibilidad no llega a darse y por ello es importante acudir al dentista.

Si la hiperestesia dental es fisiológica serán necesarios tratamientos invasivos. Solo se aplican en los casos más graves, ya que en la mayoría de los casos basta con la aplicación de tratamientos tópicos como dentífricos o colutorios.

Productos idóneos para aliviar la hiperestesia dentinal:

Para reducir la hiperestesia dentinal, se recurre a la aplicación de distintos compuestos activos como el nitrato de potasio, el cloruro de estroncio, el oxalato férrico y los fluoruros. Estos elementos se encuentran en una amplia variedad de productos como dentífricos, colutorios o geles.

Además las personas con hipersensibilidad dental han de evitar cepillarse los dientes de forma agresiva, así como emplear cepillos de cerdas duras y no redondeadas. También es aconsejable evitar el consumo de bebidas ácidas y el uso de productos blanqueadores que abran los conductos dentarios.

Estos son los productos más eficaces a la hora de tratar la hiperestesia dentinal:

Nitrato de potasio: Su eficacia está más que probada y gracias a él las fibras nerviosas se vuelven menos sensibles. Si además se combina con fluoruro añadiremos al tratamiento un interesante efecto anticaries.

Cloruro de estroncio: Principio activo ampliamente empleado para aliviar la hiperestesia dentinal. Este elemento reacciona con el fósforo del líquido del canal dentario hasta crear cristales de fosfato de estroncio que ocluyen los túbulos y reducen el movimiento de fluido dentro de los mismos, que es principal causante de activar las fibras de las terminaciones sensoriales.

Oxalato férrico: Este elemento se comporta de forma parecida al cloruro de estroncio, ya que también penetra en los túbulos. Suele encontrarse en pastas dentales desensibilizantes. Es importante tener en cuenta que para que disminuya la sensibilidad dental se deben utilizar los dentífricos con los principios activos mencionados entre 6 y 12 semanas.

Fluoruros: Tienen un mecanismo similar a los compuestos activos anteriormente mencionados.

Ante el menor síntoma de hiperestesia dental la mejor opción es acudir siempre al dentista ya que el recomendará el producto más adecuado para cada paciente.