Radiografías panorámicas en odontología

12/06/2016
Radiografías panorámicas en odontología

La importancia y utilidad de las radiografías panorámicas en la odontología es una cuestión que nadie pone en duda hoy en día. En concreto, hay que destacar la relevancia de las radiografías panorámicas u ortopantomografías a la hora de realizar un diagnóstico correcto para cada paciente, convirtiéndose así en una herramienta de trabajo fundamental para los dentistas.

Importancia de las ortopantomografías.

Este tipo de radiografía permite a los profesionales realizar una completa exploración bucal, dictaminando con facilidad el estado de la misma al poder ver rápidamente el estado de las piezas dentales, de los huesos maxilares y hasta de la articulación temporomandibular.

Indicada para todo tipo de personas a partir de los seis años, la radiografía panorámica permite observar el desarrollo de los maxilares, el estado de los dientes temporales y hacer un seguimiento adecuado de la dentición permanente. Por todo ello, este tipo de radiografía resulta de gran ayuda al hacer un diagnóstico y detectar patologías en cualquier punto de la cavidad oral. Una vez hecho el diagnóstico es fácil realizar un tratamiento personalizado para cada paciente de forma rápida y efectiva.

Ventajas de la radiografía panorámica.

Las ventajas de este tipo de radiografía son muchas y variadas. Para empezar, se necesita muy poco tiempo para su realización, cubre una amplia zona de la boca y por supuesto, el nivel de radiación necesario para su ejecución es muy bajo.

Sin embargo, hay que saber que aunque las radiografías panorámicas son capaces de mostrar desde caries en puntos de contacto, hasta deterioro marginal de los huesos, pasando por cambios patológicos, resulta complicado detectar pequeños problemas por falta de nitidez en la imagen de la propia radiografía. Por ello, el empleo de imágenes individuales sigue siendo necesario, por ejemplo en el caso de encontrar caries interproximales.

Otros tipos de radiografía.

Radiografía interproximal: Muestra los detalles de las piezas dentales de una zona determinada de la boca. Se pueden ver los dientes desde el lateral, sus raíces y el hueso que sirve de soporte. Es una excelente herramienta a la hora de detectar caries dentales, fundamentalmente entre los dientes.

Radiografía periapical: Se obtiene una excelente imagen del diente, desde la corona hasta la raíz. Con ella es fácil encontrar cambios en la misma y en las estructuras que rodean el hueso.

Radiografía oclusal: Empleadas fundamentalmente para observar el desarrollo de una arcada dental. Se usa mucho con los niños ya que sus mandíbulas se encuentran en desarrollo.