¿Sabías que los arándanos podrían prevenir las enfermedades periodontales?

27/12/2015
¿Sabías que los arándanos podrían prevenir las enfermedades periodontales?

Las enfermedades periodontales son las grandes desconocidas en lo que se refiere a la salud bucodental. Y… ¿cómo sabemos si padecemos esta patología? La principal señal de alarma es el sangrado de las encías que aparece después de lavarnos los dientes o cuando comemos. Ahora, además de los tratamientos habituales, un estudio señala que el extracto de arándanos podría ayudar a combatir esta enfermedad.

Las enfermedades periodontales son una patología común entre los adultos. Se producen cuando las bacterias forman biopelículas o placas en los dientes. Como consecuencia, las encías se inflaman (gingivitis) o sufren una infección (periodontitis). En aquellos casos más graves, que es cuando las encías se infectan, el tratamiento más adecuado consiste en limpiar y raspar el sarro y, a veces, se complementa con antibióticos.

El extracto de arándanos para evitar los antibióticos

Ahora, una reciente investigación, publicada en “Journal of Agricultural and Food Chemistry”, señala que el extracto de arándanos podría ayudar a prevenir la formación de la placa dental. Este estudio es el resultado de años de investigación para buscar compuestos antibacterianos naturales para tratar las enfermedades de las encías.

En esta investigación, los científicos buscaban si los polifenoles presentes en los arándanos, que actúan contra los patógenos transmitidos por los animales, podrían ayudar a luchar contra la bacteria 'nucleatum Fusobacterium', una de las principales causantes de la periodontitis.

Los investigadores probaron extractos de arándanos salvajes contra la bacteria. ¿Qué descubrieron? El extracto de arándano rico en polifenoles inhibió el crecimiento de esta bacteria y su capacidad para formar biopelículas.

Con este descubrimiento, este equipo de investigación está trabajando en estos momentos en desarrollar un dispositivo oral que libere lentamente el extracto de arándano después de llevar a cabo una limpieza profunda de los dientes, con el objetivo de tratar la periodontitis. Esto se podría utilizar como alternativa a los antibióticos actuales.

La importancia de la detección temprana

Para evitar que la inflamación de las encías derive en una infección es importante detectar la enfermedad en su primera fase. Para ello, es necesario que visites de forma regular a tu dentista (como mínimo una vez al año). Este especialista realizará una exploración de tu boca para comprobar si se ha perdido soporte óseo, si hay retracción de la encía o si existe sangrado. Según el resultado de esta exploración, el especialista elegirá el tratamiento más adecuado.

Te animamos a conocer otras investigaciones relevantes relacionadas con la salud bucodental en nuestro blog