Traumatismo dental. Qué es y cómo actuar

14/10/2015
Traumatismo dental. Qué es y cómo actuar

Los traumatismos dentales se dan con mayor frecuencia en jóvenes y niños. Y es que, hasta el 25% de las lesiones dentales ocurren en la escuela y el 33% de los adultos habrá sufrido algún tipo de trauma dental antes de los 19 años. Estos porcentajes se deben a que el origen de estas lesiones suele estar relacionado con accidentes o actividades deportivas.

Las piezas dentales astilladas constituyen la mayor parte de los traumatismos dentales.Los dientes desprendidos son lesiones menos comunes, pero mucho más graves. Por tanto el tratamiento que recibirá cada paciente dependerá del tipo de lesión, su gravedad y la ubicación de la misma. 

Todas las lesiones dentales, aunque en un principio parezcan leves, necesitan ser examinadas por un endodoncista especialista en lesiones dentales traumáticas o un dentista, ya que puede que los dientes próximos también pueden estar lesionados. Esta circunstancia solo puede ser dictaminada con un completo examen dental. 

¿Cómo tratar un traumatismo dental? La mayor parte de las coronas de las piezas dentales fracturadas o astilladas pueden ser reparadas, bien colocando la pieza rota, reparándola con un empaste convencional o resina o colocando unas carillas. Si la mayoría de la corona se rompe, será necesaria otra corona artificial para restaurar la pieza.

Si tras la fractura de la corona la pulpa dental queda expuesta o se daña, es posible que se necesite un tratamiento de conducto, ya que este tipo de daño necesita una atención más pormenorizada.  

Si respirar por la boca o consumir alimentos fríos provoca dolor, se recomienda morder una gasa húmeda o un paño para mitigar las molestias hasta que se visite al dentista. No es aconsejable aplicar medicamentos tópicos orales o tomar aspirina para suprimir el dolor.
Los daños en los dientes posteriores consisten normalmente en dientes rotos y coronas fracturadas.

Si los daños llegan hasta la raíz, se necesitará un tratamiento de conducto además de una corona completa para poder recuperar la funcionalidad de los dientes.

Si la pieza dental se ha dividido, es probable que necesite ser extraída.

¿La lesiones dentales en adultos son distintas a las que pueden sufrir los niños? 
Los dientes primarios que se hayan astillado pueden ser restaurados por cuestión estética. Pero los dientes de leche que tras un golpe se hayan podido caer, no deben ser reimplantados ya que hacerlo puede dañar al diente subyacente que todavía está creciendo en el interior del hueso. 

Los dientes permanentes de los niños que estén en fase de desarrollo en el momento del traumatismo dental, deben ser examinados con atención, aunque no tiene por qué ser necesario un tratamiento de conducto. En estos dientes inmaduros el suministro de sangre a la pieza dental y la existencia de células madre en la zona estimularán el crecimiento de la raíz.