Ventajas de la ortodoncia invisible

07/06/2015
Ventajas de la ortodoncia invisible

Los tratamientos de ortodoncia tienen una propósito tanto funcional como estético ya que nos ayudan a mejorar la apariencia de nuestra dentadura y lo que es todavía más importante, nos ayudan a solucionar problemas relacionados con la maloclusión o la mordida.

Hace unos años, la única ortodoncia disponible era la ortodoncia de brackets metálicos. Pero hoy en día existe en el mercado un amplio catálogo de soluciones para alinear cualquier sonrisa y solucionar los problemas de salud bucodental, al tiempo que se consigue durante el tratamiento una estética mayor que con los brackets convencionales.

En esta búsqueda de la estética, una de las ortodoncias más demandadas es la ortodoncia transparente o invisible. Esta ortodoncia, que combina alineadores removibles transparentes, es una excelente alternativa a los clásicos brackets de metal. De hecho, cada vez hay más los adultos que escogen este tipo de ortodoncia ya que, gracias a su transparencia y escasa visibilidad, pasa completamente inadvertida a lo largo de todo el tratamiento.

Con la ortodoncia transparente el dentista cambiará los alineadores cada 15 días y colocará los nuevos en su nueva ubicación, de forma que los dientes se moverán paulatinamente hasta alcanzar la posición deseada. Es importante señalar que este tipo de alineadores se realizan a la medida de cada paciente de forma totalmente personalizada. Y es que, gracias a este tipo de ortodoncia se pueden tratar un amplio catálogo de patologías relacionadas con la colocación de las piezas dentales.

Pero, no hay que olvidar que la ventaja fundamental de la ortodoncia invisible frente a otras ortodoncias, es la estética. Como los alineadores son transparentes, todas las personas podrán lucir una hermosa sonrisa a lo largo de todo el tratamiento.
Y como los alineadores de este tipo de ortodoncias son removibles también son más cómodos y el paciente podrá quitárselos para lavarse los dientes y luego volver a colocárselos.

Es complicado estimar el tiempo que durará un tratamiento de ortodoncia independientemente de si se trata de una ortodoncia invisible o no, porque ello depende de las características de cada paciente. Pero lo que si es seguro es que cuando el tratamiento haya finalizado, con la ayuda de los retenedores se podrá mantener la sonrisa conseguida de forma fácil y cómoda.

(Imagen de Manel CC BY-ND 2.0)